acero.jpeg

La Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, anunció este martes que el país está en conversaciones con funcionarios y trabajadores de la industria sobre la posibilidad de implementar aranceles a las importaciones provenientes de México.

“Estamos discutiendo sobre las importaciones de México, que son igualmente importantes. Este es un tema que estamos abordando con nuestra industria, nuestros trabajadores y nuestros socios. Les pediría que se mantengan atentos”, declaró Tai a los periodistas.

En la misma jornada, el presidente Joe Biden ordenó a la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos la imposición de un arancel superior al 102 por ciento a los vehículos eléctricos provenientes de China. Además, se implementarán nuevos aranceles a otros productos, como acero, aluminio, chips de computadora y células solares.

Coincidentemente, la empresa china BYD presentó ese mismo día en México una camioneta híbrida tipo pickup de tamaño mediano llamada Shark, en un evento especial.

Los aranceles adicionales requerirán un procedimiento independiente de la revisión de la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974. Esta revisión de cuatro años culminó con la imposición de aranceles a importaciones chinas por un valor de 18 mil millones de dólares, anunciados el mismo martes.

Tai reiteró que la posible imposición de aranceles a México es un tema que se está tratando en profundidad con diversos sectores involucrados, incluidos la industria y los trabajadores estadounidenses.

Si deseas mantenerte informado con más temas en materia de comercio exterior, te invitamos a visitar nuestro blog: https://advglobal.mx/noticias/ .


gfjhdrjety.jpeg

Durante el primer trimestre de 2024, las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos experimentaron un crecimiento del 3.7% respecto al año anterior, según informes del U.S. Census Bureau. Este incremento se traduce en un total de 4,356.2 millones de dólares estadounidenses, equivalente a 74,070.86 millones de pesos mexicanos según el tipo de cambio actual.

A pesar de que las importaciones provenientes de Estados Unidos se contrajeron un 1.2%, el saldo de la balanza comercial para México mejoró en 5,359.9 millones de dólares.

Durante enero de 2024, las exportaciones a Estados Unidos desde México generaron ingresos por 825 millones de pesos, lo que representa un 2.98% del total nacional. Este dato muestra un aumento en comparación con el mismo período del año anterior, cuando las exportaciones sonorenses alcanzaron los 795 millones de pesos, representando un 2.86% del total nacional.

El crecimiento de las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos y el aumento de la participación de Sonora son señales alentadoras para la economía, tanto regional como nacional. Estos resultados reflejan la capacidad de recuperación del sector exportador y la diversificación de la oferta mexicana, factores cruciales para la recuperación económica posterior a la pandemia.

Se prevé que esta tendencia positiva en las exportaciones continúe durante el resto del año, impulsada por la demanda estadounidense y la recuperación económica a nivel global. La diversificación de mercados y la innovación jugarán un papel fundamental para mantener este crecimiento a largo plazo.


genericatmec-1024x684-1.jpeg

El pasado viernes 26 de abril marcó el inicio del proceso para la revisión sexenal del T-MEC, con la primera reunión entre funcionarios de la Secretaría de Economía, encabezada por Raquel Buenrostro, y representantes del sector privado.

El T-MEC establece evaluaciones integrales cada seis años, con revisiones semestrales específicas sobre aspectos laborales y medioambientales, además de un seguimiento continuo a través de diversos comités temáticos.

En un comunicado emitido al término de la reunión en la sede de la Secretaría de Economía, se destacó la importancia crucial de la revisión del T-MEC en 2026 para la economía mexicana. La Secretaría de Economía presentó su plan de trabajo para esta revisión al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y al “Cuarto de Junto”.

En un contexto de creciente nearshoring, se busca promover empleos de calidad y cadenas de valor agregado para México y América del Norte.

El proceso de negociación iniciará en 2025, con el equipo negociador atento a las solicitudes de Estados Unidos y Canadá, al tiempo que sigue su propia agenda para la primera revisión del T-MEC.

El Artículo 34.7 del T-MEC establece una evaluación de su funcionamiento, con propuestas de acciones a considerar en la revisión, incluida la posible extensión del acuerdo.

Según lo acordado, se llevará a cabo una revisión del tratado en su sexto aniversario, con la posibilidad de extenderlo por otros 16 años si todas las partes están de acuerdo. En caso contrario, se realizarán revisiones anuales hasta obtener dicha confirmación, renovando el acuerdo por otros 16 años.

El CCE, que representa a más de 2,000 asociaciones y cerca del 80% del PIB de México, y el Cuarto de Junto, un mecanismo de diálogo entre la Secretaría de Economía y los sectores productivos, juegan roles clave en este proceso.

Además, en el marco del T-MEC, opera un Comité de Competitividad de América del Norte, con el fin de promover la cooperación económica entre los tres países, facilitar el comercio y las inversiones, y fomentar una mayor integración económica regional.

La cláusula de revisión del T-MEC establece un mecanismo de planificación a largo plazo, con una vigencia prorrogable de 16 años y procedimientos detallados en caso de falta de acuerdo sobre la extensión del tratado.


65e1ef82b3085.jpeg

En un movimiento estratégico destinado a fortalecer la colaboración con Estados Unidos y supervisar las compras externas de acero y aluminio, México ha ampliado su esquema de avisos automáticos de importación para incluir 72 fracciones arancelarias adicionales. Esta medida abarca todas las mercancías de la Sección 232, reflejando los compromisos asumidos para regular las importaciones de productos siderúrgicos.

La Sección 232 otorga al Presidente de Estados Unidos la autoridad para ajustar las importaciones de productos siderúrgicos y sus derivados en respuesta a amenazas percibidas para la seguridad nacional. Este marco legal ha sido utilizado anteriormente para imponer aranceles al acero y al aluminio, con el propósito de contrarrestar preocupaciones sobre subsidios y prácticas comerciales desleales, especialmente desde China.

En un acuerdo reciente, publicado el 15 de abril de 2024, en el Diario Oficial de la Federación por la Secretaría de Economía, donde se señala la necesidad de incorporar estas nuevas fracciones arancelarias para garantizar un tratamiento homogéneo y transparente dentro del esquema de avisos automáticos de importación de productos siderúrgicos, se refleja el compromiso del gobierno mexicano de mantener un entorno de certeza jurídica y establecer reglas claras para el comercio exterior.

Desde 2018, las relaciones comerciales entre Estados Unidos y México en el sector siderúrgico han experimentado tensiones debido a la imposición de aranceles bajo la Sección 232. Sin embargo, tras negociaciones bilaterales, se logró un acuerdo que llevó a la eliminación de estos aranceles y la retirada de las represalias impuestas por México. A pesar de este progreso, ambos países reconocen la importancia de fortalecer el control sobre las importaciones de acero y aluminio para proteger la industria regional.

En este contexto, la reciente ampliación del esquema de avisos automáticos de importación en México es un paso significativo. Además de las fracciones arancelarias adicionales, se ha destacado la importancia de incorporar requisitos más estrictos, como los Certificados de molino y de calidad, que proporcionan información detallada sobre el origen y la calidad del acero importado.

El diálogo entre la Secretaría de Economía de México y la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) refleja el compromiso continuo de ambas naciones para fortalecer la cooperación en materia de comercio de productos siderúrgicos. Esta colaboración no solo busca proteger los intereses de la industria del acero en la región, sino también promover un comercio justo y equitativo entre ambas naciones.

En resumen, la ampliación del esquema de avisos automáticos de importación de productos siderúrgicos en México es un paso clave hacia una mayor transparencia y control en el comercio de acero y aluminio. Esta medida no solo refleja el compromiso de México con sus socios comerciales, sino que también contribuye a fortalecer la estabilidad y competitividad de la industria siderúrgica en la región.

En ADV Logistics nos mantenemos al tanto de las últimas noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


buque_en_manzanillo.jpg_2002894772.jpg

El más reciente informe de la Oficina del Censo confirma el continuo fortalecimiento de México como líder en las exportaciones de productos hacia Estados Unidos durante el mes de febrero. Registrando un impresionante aumento del 12.8% con respecto al año anterior, las exportaciones mexicanas alcanzaron la notable cifra de 40,245 millones de dólares.

Este crecimiento sobrepasa notablemente el desempeño de otros grandes proveedores de Estados Unidos. Mientras las exportaciones desde Canadá aumentaron un 3.6%, alcanzando los 33,395 millones de dólares, y las de China subieron un 4.1%, llegando a 31,895 millones de dólares, México continúa liderando el mercado con un margen considerable.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), este impulso en las exportaciones hacia Estados Unidos encuentra su respaldo en la inversión extranjera y el crecimiento del sector manufacturero. La construcción de nuevas plantas manufactureras, tanto dentro como fuera del país, está generando una mayor integración comercial y la formación de nuevas cadenas de valor que involucran a empresas mexicanas.

Este fenómeno se proyecta que continúe en los próximos años, ya que se espera que entre 2024 y 2025 las nuevas plantas alcancen su capacidad operativa máxima, lo que impulsará aún más las exportaciones mexicanas y fortalecerá la economía nacional.

Es destacable que, mientras las exportaciones mexicanas experimentaron un notable crecimiento, las importaciones estadounidenses también mostraron un aumento del 5.2% en febrero, alcanzando la cifra de 242,629 millones de dólares. A pesar de esto, México sigue siendo el principal socio comercial de Estados Unidos, con una participación del 16%, seguido por Canadá (14.7%) y China (11.1%).

Este éxito en las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos cobra aún mayor relevancia si recordamos el impacto devastador que la pandemia tuvo en el comercio mundial en 2020. A pesar de las interrupciones en la cadena de suministro y las restricciones a la movilidad, el comercio de bienes se ha recuperado rápidamente, superando incluso las expectativas previas a la pandemia.

La Casa Blanca ha expresado un optimismo cauteloso respecto al futuro del comercio internacional, pronosticando que tanto las exportaciones como las importaciones de bienes se mantendrán en línea con las tendencias anteriores a la pandemia durante este año.

En resumen, México continúa consolidando su posición como líder en las exportaciones hacia Estados Unidos, impulsando el crecimiento económico y fortaleciendo los lazos comerciales entre ambas naciones. Este éxito es el resultado del compromiso y la resiliencia del sector productivo mexicano, que sigue demostrando su competitividad en el mercado internacional.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


shutterstock_2179434623.jpg_1196367047.jpg

La economía mexicana está experimentando un alce significativo en la atracción de inversión extranjera directa lo cual está siendo impulsada en gran medida por el fenómeno del Nearshoring. Este término se refiere al traslado de la manufactura y producción de plantas y fábricas desde Asia y otros lugares hacia un país extranjero, movimiento estratégico ha llevado a México de regreso al Top 25 de países que más atraen inversión extranjera, según lo destacó Omar Troncoso, director general de Kearney.

Troncoso explicó que México ha recuperado su posición en el ranking, situándose en el puesto 21, después de haber estado ausente durante cuatro años de esta lista de inversión extranjera directa. Este retorno se debe en gran medida a la migración de inversiones desde Asia y otros países hacia el mercado mexicano. Los empresarios están respondiendo a una serie de factores, como la disrupción en la cadena de suministro, tensiones geopolíticas y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La última vez que México estuvo entre los 25 principales receptores de inversión extranjera fue durante el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuando ocupó el puesto 25 en el ranking, antes de caer fuera de él. Durante el gobierno anterior, encabezado por Enrique Peña Nieto, México alcanzó el noveno lugar en el ranking en 2015, pero desde entonces la tendencia fue a la baja.

Troncoso también resaltó que durante el año 2023, se anunciaron inversiones extranjeras directas por un total de más de 106 mil millones de dólares, lo que demuestra un fuerte interés y confianza en el potencial económico de México. Este monto es significativamente mayor que el registrado en años anteriores, equivalente a 3.8 veces la inversión extranjera directa materializada durante 2023.

Además del Nearshoring, la relocalización de empresas se está viendo impulsada por una serie de factores, como la escasez de recursos, tensiones geopolíticas y desequilibrios en el mercado de materias primas. México ha ascendido al puesto 12 en la economía mundial en 2023 y está bien posicionado para seguir beneficiándose de las estrategias comerciales de Estados Unidos y Europa.

Uno de los aspectos más destacados es que México se ha convertido en un destino clave para la reubicación de la manufactura desde Asia hacia Estados Unidos, debido en parte a que recibe el 2.7% de la inversión extranjera directa como proporción del PIB, en comparación con el 4.8% de Brasil. La industria manufacturera continúa siendo el principal receptor de inversión extranjera directa en México, aunque los servicios financieros también han ganado atractivo en 2023.

En cuanto a la preferencia de ubicación para las operaciones, los CEO y directores de manufactura muestran una clara preferencia por México sobre Canadá. Esta tendencia refleja la creciente confianza en el entorno empresarial mexicano y su capacidad para brindar oportunidades de crecimiento y rentabilidad a inversores extranjeros. En resumen, México está experimentando un renacimiento en términos de atracción de inversión extranjera, consolidándose como un actor clave en la economía global.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


098c9ea01a4f5c70f6ae38497e988006.jpeg

Las tensiones comerciales entre México y Estados Unidos, especialmente en los sectores energético y de transgénicos, se espera que encuentren solución con el cambio de gobierno en ambos países, en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Las divergencias, exacerbadas por el clima político, se centran principalmente en el ámbito agrícola.

Las disputas son comunes en una de las fronteras con mayor intercambio comercial global, que alcanzó un valor récord de 779,308 millones de dólares el año pasado, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Antecedentes

El T-MEC, en vigencia desde 2020, ha resuelto tres disputas Estado-Estado mediante su Capítulo 31, incluyendo conflictos entre Estados Unidos y Canadá sobre aranceles a productos lácteos y medidas de salvaguardia a células solares. México y Canadá activaron el Capítulo 31 por discrepancias en las reglas de origen del sector automotriz, con un fallo a favor de los demandantes en enero de 2023.

Expectativas para 2024

Dos casos abiertos contra México, vinculados a la política energética y la prohibición de importar alimentos genéticamente modificados (transgénicos), están pendientes. En el sector del maíz, se espera una resolución antes de fin de año, aunque persiste la incertidumbre.

Caso del Maíz

La prohibición de transgénicos para consumo humano en maíz amarillo, que México compra a Estados Unidos por alrededor de 500 millones de dólares al año, es un tema crítico. El panel establece un plazo de 180 días para el fallo final una vez iniciado, aunque este podría extenderse. Canadá participa en las consultas debido a su producción de oleaginosas.

Además de los transgénicos, en un año electoral, los productores de Georgia y Florida podrían presionar para investigar productos como berries, naranjas y tomates, entre otros.

Tema Energético

Estados Unidos solicitó consultas sobre la política energética de México en julio de 2022. La falta de acuerdo en las consultas, que vencieron en octubre pasado, permite a Estados Unidos solicitar un panel en cualquier momento. La postura de México perjudica inversiones estadounidenses, estimadas en alrededor de 10,000 millones de dólares, y la incertidumbre ha afectado las inversiones en el país.

La incógnita es cuándo Estados Unidos solicitará el panel de expertos sobre la política energética. La posibilidad de que se espere a la nueva administración para responder es considerada, aunque se cuestiona su idoneidad.

A pesar de la confianza del gobierno mexicano, expertos ven pocas posibilidades de un fallo favorable. La agenda de Estados Unidos, centrada en temas como migración, relaciones con China, conflictos internacionales y el fentanilo, plantea dudas sobre la prioridad de la política energética mexicana.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


Cierre-del-AICM-a-operaciones-de-carga.jpeg

A pesar de la disposición presidencial que puso fin a las operaciones exclusivas de carga aérea en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), al finalizar el año 2023, este aeropuerto se destacó como el líder entre los diez principales del país en cuanto al volumen de mercancía transportada.

Según el reporte de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), la terminal aérea gestionó un total de 447,887.3 toneladas desde enero hasta diciembre del año pasado. Aunque las aerolíneas especializadas en carga ya no tienen permiso para aterrizar en el AICM, el aeropuerto continúa manejando envíos de mercancías a través de las aerolíneas comerciales.

En la segunda posición se situó el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) con un total de 185,727.9 toneladas.

El Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) ocupó el tercer lugar con Guadalajara registrando 165,006.4 toneladas.

Querétaro se colocó en la cuarta posición con 79,824.2 toneladas, seguido por Monterrey, del Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), con 74,969.9 toneladas en el quinto lugar. En la sexta posición se encuentra Cancún, operado por el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), con 38,821.7 toneladas.

Los puestos subsiguientes fueron ocupados por Toluca, Tijuana, Mérida y San Luis Potosí.

Durante el 2023, el volumen total de carga aérea en todos los aeropuertos del país alcanzó 1,196,088.5 toneladas, representando un incremento del 4% en comparación con el año 2022, cuando se registraron 1,149,887.7 toneladas.

El movimiento de carga nacional experimentó un ligero aumento del 0.7%, sumando un total de 382,876 toneladas al concluir dicho periodo, lo que implica un crecimiento de 2,553.4 toneladas.

El transporte a nivel internacional pasó de 769,555.1 toneladas a 813,212.5 toneladas, representando un aumento del 5.7% año tras año.

En la comparación anual, solo Mérida y Querétaro lograron crecimientos del 14.9% y 9.6%, respectivamente, mientras que los demás aeropuertos mencionados experimentaron disminuciones, siendo la más notable la del AICM con un 21.5%, reduciéndose de 570,808.1 toneladas a 447,887.3 toneladas.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


nearshoring-mexico.jpeg

Expertos en manufactura pronostican un notorio aumento en las exportaciones mexicanas, proyectando alcanzar los 80,000 millones de dólares para el año 2027, impulsado por la tendencia de nearshoring y el continuo crecimiento del país. Según el Grupo Hi-Tec, se espera un crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 2.6% y el 3.7% desde 2022 hasta 2027.

Los sectores más beneficiados abarcan electrónicos, electrodomésticos y maquinaria, representando aproximadamente el 65% de los beneficios proyectados. Las ciudades clave incluyen Ciudad Juárez, Monterrey, Tijuana, Reynosa, Ciudad de México y Guadalajara, abarcando el 57% de las oportunidades identificadas.

Luciano Dorio, director del Grupo Hi-Tec, destaca la oportunidad para las pequeñas y medianas empresas de integrarse en las cadenas de suministro de grandes compañías, a pesar de las diferencias de desarrollo regional.

México se destaca como uno de los países más beneficiados por el nearshoring, donde las empresas trasladan sus cadenas de producción más cerca de sus mercados clave, especialmente desde Asia hacia Norteamérica. Según el INEGI, las exportaciones mexicanas aumentaron un 2.9% en los primeros 11 meses de 2023, alcanzando los 543,762.1 millones de dólares.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) estima que la Inversión Extranjera Directa (IED) superó los 40,000 millones de dólares en 2023 gracias al nearshoring. Además, el Grupo Bursátil Mexicano (GBM) prevé que este proceso contribuirá al crecimiento del PIB mexicano en cerca de 45 puntos base, atrayendo 9,000 millones de dólares en inversión fija bruta, con un enfoque significativo en el norte del país.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.


contenedores.jpeg

En 2023, México alcanzó la posición principal como exportador de productos a Estados Unidos, marcando un hito al desplazar a China después de 16 años en esa posición. Según los datos difundidos por la Oficina del Censo hasta noviembre, México ha consolidado su liderazgo en este indicador. Durante los primeros 11 meses del año, las exportaciones mexicanas experimentaron un aumento del 4.8% en comparación con el mismo período del año anterior, totalizando 438,986 millones de dólares.

En contraste, las exportaciones desde China hacia Estados Unidos alcanzaron los 393,137 millones de dólares, experimentando una disminución interanual del 21.2%. Mientras tanto, Canadá ocupó la tercera posición al exportar bienes por un valor de 387,727 millones de dólares, reflejando una caída del 4% en comparación con el año anterior.

Adicionalmente, Grupo Allianz, resaltó que China ha perdido su posición como principal socio comercial de Estados Unidos, siendo superada por México.

“En medio de esta reorganización de los patrones de comercio e inversión, varias economías emergentes pueden salir beneficiadas, y los primeros beneficios los disfrutarán las economías que permanecen muy próximas a Estados Unidos, tanto en términos de distancia física como geopolítica”, dijo Allianz en un informe.

Durante el periodo de enero a noviembre de 2023, México representó el 15.8% del total de flujos comerciales (suma de importaciones y exportaciones de productos) de la economía estadounidense, superando a Canadá (15.2%) y a China (11.3%).

Esta ventaja de México también fue evidente al considerar únicamente el mes de noviembre pasado, donde las exportaciones mexicanas destinadas a Estados Unidos experimentaron un crecimiento del 8.1%, alcanzando los 39,810 millones de dólares.

Este desempeño positivo contrasta con el registrado por Canadá, que experimentó un crecimiento del 7% (alcanzando los 36,141 millones de dólares), así como con el de China, que sufrió una disminución del 3.8% (totalizando 35,495 millones de dólares).

México se beneficia de la tendencia hacia la relocalización de operaciones de manufactura (nearshoring), que implica trasladar procesos o servicios comerciales a un país cercano. Mientras tanto, China se ve afectada por la prolongada guerra comercial con Estados Unidos desde 2017, cuando el expresidente Donald Trump implementó los primeros aranceles a las importaciones chinas. Además, en 2023, los rebrotes de casos de Covid-19 impactaron negativamente en su economía.

Después de desplazar a Canadá en 2007, China mantuvo su dominio en el mercado estadounidense debido a sus costos competitivos, el desarrollo de su infraestructura, la escala de su economía, su integración en las cadenas de valor globales, avances tecnológicos, el tamaño de su mercado interno y la particularidad de competir en el libre comercio internacional con una economía planificada, entre otros factores.

Contrariamente, México mantuvo inalteradas sus importaciones desde Estados Unidos durante los primeros 11 meses de 2023, con un total acumulado de 299,407 millones de dólares.

En cambio, tanto Canadá como China experimentaron reducciones en sus adquisiciones de productos estadounidenses, con un descenso del 0.9% para Canadá (totalizando 325,238 millones de dólares) y una disminución del 3.3% para China (alcanzando 135,799 millones).

Las exportaciones estadounidenses de mercancías hacia el resto del mundo disminuyeron un 2.4% de enero a noviembre del año pasado, llegando a 1 billón 851,418 millones de dólares.

En la actualidad, México sigue beneficiándose de la tendencia del nearshoring debido a los bajos costos laborales, su proximidad al mercado estadounidense y la presencia del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Durante al menos dos décadas, la estabilidad macroeconómica ha sido una característica distintiva de México, y actualmente se observa una desaceleración en su tasa de inflación.

Rendimiento en Latino América

En el periodo de 12 meses que finalizó el 31 de octubre de 2023, los mercados de valores latinoamericanos experimentaron un rendimiento positivo, aunque quedaron rezagados tanto en comparación con el mercado estadounidense como con los mercados emergentes en general.

Al inicio de este periodo, México destacó como el principal impulsor del rendimiento regional. En ese momento, la inversión en “nearshoring” ganó aceptación entre los inversionistas, las proyecciones de crecimiento para 2023 fueron revisadas al alza y el “superpeso” mostró una apreciación constante.

Por otro lado, las acciones brasileñas iniciaron una recuperación a finales del primer trimestre de 2023, cuando las preocupaciones sobre el gobierno recién elegido se disiparon con la implementación de un nuevo marco fiscal y la afirmación de la independencia del banco central.

De acuerdo con el Deutsche DWS International Fund, México lideró el desempeño del mercado durante los 12 meses que finalizaron el 31 de octubre pasado, seguido de cerca por Perú.

Sin embargo, el informe también destaca que la penetración de bienes y servicios clave en sectores como la banca, la educación y la atención sanitaria sigue siendo baja en México. A pesar de ello, el país cuenta con una serie de empresas económicas y de alta calidad que poseen un elevado poder de fijación de precios, así como filiales exitosas en el extranjero.

En ADV Logistics nos mantenemos informados con lo último en noticias en materia de comercio exterior para brindarte información de primera mano. Si deseas leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog.